jueves, 15 de octubre de 2009

LOST

La culpa la tiene "Perdidos" (Lost) por mostrarme la cara amable de exprimir lo máximo posible un día en el que lo único que has deseado en todo momento es que terminara... y entonces, entre pausa y pausa, yo soñaba...











Elegante, tranquilo, minimalista, limpia o hermosa son adjetivos que podemos utilizar para describir la casi totalidad de la obra de Marcio Kogan, arquitecto brasileño.

The Paraty House, aquí representada, se encuentra en uno de los cientos de islas cerca de la ciudad colonial de Paraty, cerca de Río de Janeiro. Antes de acabarla, Kogan predijo que iba a ser su casa favorita. La premisa es simple: dos grandes cajones empujados hacia la colina y conectados por una escalera interior.

Inspirado en Ingmar Bergman, Federico Fellini y Andy Warhol, no se puede pedir más.

4 comentarios:

nimenos dijo...

Me pido la tumbona verde para perderme....

macarena dijo...

¡Esto no me lo esperaba de tí!. Si que estás perdida...jajajaja. Acabas de darme todos los argumentos del mundo para aferrarme a mis convicciones minimalistas (I love less is more)y declararte mujer-llena-de-contradicciones (¿y quien no?. Quiero esta casa como segunda residencia...jajaja. Que la primera será la minimalista Morenos´s House. De todas formas creo que incluso alguien de gustos churriguerescos caería rendido ante esta maravilla. Un beso grande,

Maca

PD: Estoy encantada con tu regreso. En este post he vuelto a encontrar a la Dolores "perdida".

Mandrágora dijo...

JO! Esa casa me la quedaba yo encantado de la vida!! Aunque me toque irme a vivir a Rio y limpiar la enorme piscina y todos los ventanales, que no veas que trabajaso! Aun con todos los inconvenientes que tiene me iria pitando a pasar el resto de mis dias alli!

Zerogluten dijo...

Yo creo que si se puede pedir más: que sea mía!
Besitos sin gluten

dolores